Jesús quiere liberarnos de todas las cosas que nos hicieron mal, en el pasado y en el presente, de todos los que nos hicieron algún mal. "¡Señor, libéralos!"

Madre Elvira