Centro de escucha para jóvenes en Paraguay

(En lo posible, debe estar acompañado por lo menos por un miembro de la familia)

 

         ASUNCIÓN         

Primeros y Terceros sábados del mes

                        10:00 h

 

Parroquia La Recoleta (Santísimo Sacramento)

Salón Parroquial (enfrente a la Iglesia)

Avenida Mariscal López esquina 23 de Octubre

Asunción Capital

 

Sra. Paola Serrati

(+595) 981 400 113

(+595) 981 200 616

Abrir en Google Maps

 

 COLOQUIOS DE LA COMUNIDAD CENACOLO EN PARAGUAY

Los coloquios de la Comunidad Cenáculo en el Paraguay, el primer y el tercer sábado de cada mes, se realizan a partir de las 10 de la mañana, en la parroquia Santísimo Sacramento (La Recoleta). El cuarto sábado de cada mes tenemos el “coloquio peregrino”; organizamos los encuentros en diferentes lugares afectados por problemas de adicciones.

centro escucha paraguayLos coloquios son encuentros que tienen el propósito de preparar a los jóvenes con problemas de adicciones para entrar a una de las casas o fraternidades de la Comunidad Cenáculo, para recuperarse de sus problemas de adicción. En estos encuentros informamos a los jóvenes cómo será su vida en la Comunidad, y a los padres les explicamos cómo trabaja la Comunidad Cenáculo con los familiares de los jóvenes, para salir juntos de las tinieblas de las drogas y entrar a la luz de una vida nueva con Jesús.

En cada coloquio recibimos a los jóvenes con problemas de adicciones y a sus familiares con los brazos abiertos, para escucharlos, para darles una luz de esperanza, para transmitir la confianza en que para Dios nada es imposible, y tomados de la mano de Jesús y María sí se puede vencer a la droga.

Cada coloquio cuenta con tres encuentros que se desarrollan simultáneamente: el encuentro de los jóvenes, el encuentro de los familiares, y el grupo de padres en camino, cuyos hijos ya están haciendo el camino de la Comunidad Cenáculo en las fraternidades de Argentina y de Brasil.

centro escucha paraguay4El segundo sábado de cada mes nos encontramos en la capilla de la parroquia Santísimo Sacramento para compartir una Adoración Eucarística, el Rosario y la Santa Misa. Rezar juntos nos mantiene unidos, y nos da la fuerza para seguir adelante, para seguir creyendo contra toda esperanza, para llevar la cruz con alegría y para dar gracias al Señor por el don de la Comunidad Cenáculo, que le da un nuevo sentido a cada día de nuestras vidas.