NEWS LIBERIA

NEWS – LIBERIA

ottobre liberiaMisión Santa Josefina Bakhita,

2 de octubre 2018

“Quería que los jóvenes que recibía no solo escucharan hablar de Dios, sino que también vieran su paternidad concreta.

Le dije a Él: “Yo los recibo pero Tú les demuestras que eres Padre.”

Y en todos estos años, lo puedo testimoniar con alegría, la “Señora Providencia” nunca faltó a la cita.”

(Madre Elvira)

Queridísima Madre Elvira y queridísimos todos,

Les escribimos con mucha alegría para contarles las maravillas que Dios continua haciendo en nuestras vidas.

Agradecemos mucho a Ángel, Sonia y su familia, quienes, junto a muchos amigos españoles, recolectaron providencia para nuestra misión y la hicieron llegar en un container.

El corazón de Dios Padre es verdaderamente grande: el otro día vimos entrar en nuestro “compound” un camión grande lleno de cajas (en un país tan pobre nunca habíamos visto llegar tantas cosas todas juntas) y mientras descargábamos con nuestros niños alimentos, medicinas, juegos, ropa, material didáctico….nos emocionamos.

Compartiremos todo esto con los amigos y los vecinos, y les agradecemos mucho porque hacer llegar este gran regalo y entregarlo, no ha sido fácil.

Recientemente, en el puerto de Monrovia, la capital, desapareció un contenedor con mucho, mucho dinero, por eso, rescatar nuestro regalo fue complicado y costoso. Nuestro contenedor estaba lleno de mucho Bien, cosas sencillas y útiles, de muchos pequeños y grandes gestos de generosidad hechos con amor y gratuidad. Muchos juguetes que recibieron los niños eran nuevos, que los niños españoles quisieron enviar pensando en quien tiene menos que ellos. Estamos seguros que el mal quiso meter un palo en la rueda porque la solidaridad y el bien le molestan, ¡pero Jesús Resucitado vence! ¡El Bien vence! El Amor vence y una vez más, nosotros y nuestros niños, pudimos experimentar que grande y generoso es el corazón de “Papa God” y no hay nada más profundamente sencillo y verdadero.

Agradecemos también la llegada de tío Ryan, tío Ramón y tía Francesca. ¡En un tiempo en que escasean las vocaciones misioneras, sus vidas deseosas de amar y servir a nuestros niños son una gran Providencia!!

Queridísima Madre Elvira, gracias por que nos has enseñado y nos sigues enseñando que el que confía en Dios no se desilusiona, ¡gracias porque nos hiciste conocer y encontrar a “Papa God”!

En este mes misionero rezamos especialmente por Padre Adrián y los hermanos en Filipinas y también por los jóvenes que abrieron la nueva fraternidad en Paraguay.

Rezamos también por la Iglesia, por los sacerdotes y por nuestro Papa Francisco, que la Virgen María lo proteja de todo mal y de todo peligro.

Les pedimos seguir llamando al corazón de Dios para que Cristian se mejore, nuestro adolescente que tiene una enfermedad crónica y que está bastante grave. Está muy débil y delgado y a menudo debe ser internado en el hospital.

Gracias por su amistad y sus oraciones, los llevamos al Santuario de la “Reina de la Paz”.

We love you plenty OH!

La familia liberiana