¡16 Años en Jaú!

 

art1jauDomingo de Ramos, 9 de abril 2017
“Fazenda San Francisco de Asís”, Jaú, Brasil

Con mucha alegría les contamos los últimos eventos sucedidos en la Fraternidad brasilera “Fazenda San Francisco de Asís” de Jaú. Este año la fiesta del aniversario de la casa se adelantó al Domingo de Ramos, el 9 de abril.

Preparar la fiesta del aniversario en Cuaresma nos hizo crecer, el sacrificio vivido juntos con los hermanos de la Fraternidad Santa Teresita, de Mogi Das Cruzes, reforzó la amistad y la unión entre nuestras casas.

Si bien los ensayos fueron difíciles porque llovió en los días anteriores, en nuestros corazones teníamos la certeza de que Dios, una vez más, nos ayudaría. Y, en efecto, el Señor nos dio una espléndida jornada de sol el día de la fiesta. Tuvimos una ayuda artística muy agradable de parte de nuestro Hermano consagrado Peter, quien se esforzó en pintar la última parte del escenario y también nos aconsejó para mejorar la coreografía de los bailes.art2jau

El recital “El Hijo Pródigo” fue actualizado tanto en la música como en los bailes, por primera vez tuvo el sonido brasileño de la Samba, a la vez que la escenografía quedaba más liviana gracias al uso inteligente de imágenes proyectadas.

El día de la Fiesta por la mañana, imaginen la gran emoción que vivíamos todos esperando a las familias, para muchos jóvenes era la primera visita y la emoción era más fuerte. Cuando llegaron las familias fueron recibidas con cantos, danzas, calurosos abrazos, muchas sonrisas y alguna lágrima.

Antonio y Don Eugenio le dan la bienvenida a las familias, hay cantos con gestos y después comienza el Santo Rosario: fue tocante ver a las familias unidas y rezando juntos los Misterios Gozosos. La catequesis de Don Eugenio se basó en las dificultades de las relaciones entre padres e hijos y qué importante es para las familias seguir los consejos de la Comunidad para lograr involucrarse en el camino de conversión.

art4jauEl momento más intenso de la mañana fue la Adoración: especialmente cuando los jóvenes descendieron del escenario para fundirse en un abrazo con la familia, lleno de amor y de perdón. Cuando el Hermano Peter pasó entre las familias con el Santísimo se sintió una fuerte efusión del Espíritu Santo. Muchas incomprensiones y miedos se diluyeron como las tinieblas al arribo de la luz. Después de la Adoración el clima era más armonioso, las familias socializaron en un rico buffet que ellas mismas habían traído para compartir.

A las 3 de la tarde rezamos la Coronilla de la Divina Misericordia, mientras los amigos de la Comunidad iban llegando y eran recibidos con cantos y mucha alegría.

Antonio y Don Eugenio hablaron de los primeros tiempos de la Comunidad y agradecieron a todos los amigos: los de la primera hora como Dom Francisco, Alzirina, Aloisio y Claudete, quienes quisieron e hicieron posible que se abriera esta fraternidad y que todavía hoy están cercanos, con su afecto y disponibilidad; y también a los que el Señor nos ha mandado en el curso de los años y son cada vez más numerosos.

art3jauAmigos fieles que han permitido el crecimiento de nuestra fraternidad y que pueda recibir a tantos jóvenes desesperados. Amigos siempre atentos a nuestra exigencia y siempre listos para ayudarnos. Nuestra Fiesta no hubiera sido posible sin la ayuda de muchos amigos que colaboraron, y aunque no los nombramos a todos, ellos están en nuestro corazón, instrumentos de la Misericordia de Dios que se hace concreta a través de su Amor y disponibilidad.

Algunos jóvenes de la Fraternidad dieron su testimonio antes de la Santa Misa, celebrada por “Don Francisco” y concelebrada por Don Eugenio, todos juntos, familias y amigos, participamos de una breve procesión de Ramos. En la homilía, Don Francisco subrayó el sufrimiento de Jesús en la Pasión, precio pagado por Amor para rescatar a cada uno de nosotros del pecado y de la muerte. Después de la Santa Misa mientras los jóvenes se preparaban rápidamente para el Recital, se sirvió una merienda preparada por los amigos.

art4jau 1Este año el recital “El Hijo Prodigo” quedó mucho más actual gracias al esfuerzo de todos: la idea era preparar un recital capaz de testimoniar la fuerza de la Misericordia del Padre, especialmente a los jóvenes y a los muy jóvenes.

Las familias y los amigos estaban conmovidos al ver representada así esta Parábola del Evangelio que es la historia de sus seres queridos, un día perdidos en el vicio y las tinieblas y que gracias a la Comunidad, encontraron la Misericordia de Dios y ahora, paso a paso, van recuperando la dignidad de Hijos de Dios.

Gracias Señor Jesús por haber estado tan cercano en estos 16 años en la tierra brasilera: te agradecemos por todas las vidas resucitadas aquí, en Jaú….
¡Se las encomendamos a María, Tu Madre, y gran amiga de nuestra Madre Elvira!