RETIRO DE MISIONEROS EN BRASIL

20160609 105633

Junio 2016

retiro.Brasil.jpgDios nos dio la oportunidad de tener un encuentro de misioneros en Brasil donde vivimos una experiencia de vida única. En el retiro pudimos sentir la presencia de Dios en cada uno de los momentos vividos, la manifestación del Espíritu Santo en los momentos fuertes de Adoración y la Santa Misa. Sentimos a Madre Elvira en cada catequesis escuchada, expresada hermosa y concretamente con sus palabras. Pudimos tener un Jesús vivo en la presencia de Don Eugenio, que nos llevó a reafirmar nuestro compromiso personal con la Comunidad y su carisma. Fuertes momentos de introspección personal, en el silencio que necesita nuestra mente para darle paz al corazón y poder servir como hombres que somos.

Comprendimos la responsabilidad que la Comunidad pone en nuestras manos y también lo importante que es evitar compromisos que nos desvían de nuestra misión, así como no caer en la comodidad y perder el sentido de lo que la Comunidad nos propone: servir de corazón a los demás.

Entendimos y valoramos que el primer cimiento de nuestra vida debe ser la oración, una oración concreta, ratificándonos como retiro.brasil1hombres convertidos para tener la capacidad de servir a los demás inmersos en el amor de Jesús y de nuestra Santísima Madre María.

Reflexionamos sobre quiénes realmente somos y cuál es nuestra misión en este momento de la vida y en el futuro.

Fueron momentos muy intensos, íntimos, que vivimos delante de Jesús Eucaristía, rodeados de un hermoso marco, en la Capilla de la Transfiguración del Monasterio de los Agustinos, que nos unieron como hermanos en Cristo en un solo sentido: el carisma comunitario que Madre Elvira nos legó, amar, amar, amar y servir… con Jesús en nuestro corazón.