“No hay realidad como el dolor que el amor te enseña.”


Madre Elvira